Debate – PEC3. Parque La Granja

 

El parque La Granja de Santa Cruz de Tenerife, se ubica a pocos metros del principal punto de acceso y salida de la ciudad al resto de la isla a través de las autopistas norte y sur que confluyen aquí.

Construido entre 1968 y 1976, se extiende sobre una superficie de algo más de 64.000 m² y se cuenta entre los mejores espacios del archipiélago para la práctica del deporte urbano.

Vista general del parque con la herramienta de elevación 3D de Google Maps

La propuesta de valor para este ejercicio consistirá en reforzar el carácter ya existente de parque de las nuevas generaciones de santacruceros y, aprovechando que en la esquina norte se encuentra el edificio de la Biblioteca Estatal que alberga la Casa de la Cultura, la filmoteca canaria y una sala de teatro, reforzar igualmente el carácter del parque como centro cultural de referencia para los jóvenes que lo visitan.

Aunque existen otros parques en la ciudad, estos son de menor tamaño y están orientados al paseo en familia entre flora exótica. Además de lo expuesto, el parque La Granja debe transmitir el espíritu de un parque dinámico, ansioso de recibir deportistas de todas las edades, desde jóvenes patinadores a veteranos practicando tahichí sobre el césped. Personas que salen a pasear con sus perros, niños que se quedan un rato con sus padres a la salida del cole o estudiantes leyendo o charlando a la sombra.

Para lograr todo esto se implantará un conjunto completo de señales que emplearán materiales resistentes y duraderos. Una idea sería el empleo, como elemento de cohesión, de monolitos de basalto para dar soporte a la señalética. Esta podría estar realizada sobre planchas de madera tratada, en alto relieve tintado o quemado para mejorar el contraste, e incorporaría código braille. Sin embargo el material final habrá que definirlo con más detalle en otra fase del proyecto. El uso de maderas rojas y pintura de látex podría ser una alternativa viable.

En las entradas al parque se instalarán monolitos que cumplirán al menos las funciones identificativas, operacionales y reguladoras. El uso de códigos QR aliviaría el exceso de información.

Las instalaciones deportivas contarán igualmente con señales identificativas y operacionales que ayudarán a organizar la actividad, el uso y la convivencia de los usuarios.

Del mismo modo, junto a los monumentos se instalarán señales interpretativas que potenciarán el vínculo emocional con el parque.

Los cruces de caminos dispondrían de señalética direccional y los recodos con zonas de descanso, a su vez serán nominados con señales identificativas, dotando a los diferentes enclaves del parque de nombres que doten de personalidad a los mismos de modo que puedan servir de puntos de reunión.

En las zonas que así lo requieran, como los accesos a las instalaciones de mantenimiento del parque, se emplearán señales de seguridad según la normativa vigente a nivel estatal y regional.

Por último y dada la actual situación, la incertidumbre sobre la duración de la misma y la volatilidad de las normativas estatales implantadas casi a diario, se dispondrá de un conjunto extra de señales reguladoras y de seguridad, claramente diferenciado del resto de señalética con el fin de acentuar su carácter excepcionalidad.

Para finalizar, señalar que aunque el parque está orientado a los ciudadanos de Santa Cruz, la ciudad no deja de ser la capital de un destino turístico, por lo que toda la señalética deberá figurar en al menos tres idiomas; español, inglés y alemán. Los códigos QR ya mencionados permitirían ampliar los idiomas en que estaría disponible la información.


3 debate on “Debate – PEC3. Parque La Granja”

  1. Visibilidad: Pública

    ¡Hola Javier!

    Tras haber leído tu propuesta considero que has aportado unas ideas muy interesantes y efectivas. Una de las que más me ha llamado la atención es la referente a la implantación de los monolitos de basalto. Es un caso perfecto para apreciar como has apostado por la funcionalidad así como por la estética.

    Creo que la coexistencia de estos dos aspectos es uno de los aspectos fundamentales a la hora de crear un sistema de señalética efectivo. En el momento en el que cualquiera de los dos falla obtenemos como resultado un producto inacabado e incapaz de crear el vínculo emocional entre el usuario y el espacio, objetivo buscado a lo largo del desarrollo de estas actividades.

    Muchas gracias por tu enfoque ¡Un saludo!

  2. Visibilidad: Pública

    ¡Buenas noches Javier!

    Muy interesante tu planteamiento, y muy detallado el haber bajado hasta el tipo de material de soporte de las señales… ¡cogeré alguna idea para mi propio trabajo!.

    También me ha parecido muy interesante el contar con «señales fungibles» y adaptadas a la actual situación, que permitan realizar cambios rápidos informando sobre temas de actualidad y evolución de normas o limitaciones.

    En definitiva muy buena base para el trabajo con ideas y temas ya muy avanzados.

    Abrazos (¡Virtuales!) desde Zaragoza.

    Al